martes, 25 de diciembre de 2012

TP3. La desamortización de Mendizabal, análisis


El texto se puede abordar en su análisis de varias maneras, pero si conviene tener en cuenta dos condiciones. La carta repite algunos argumentos, con lo que el primer párrafo y el último indican cuestiones parecidas.
El texto aborda dos ideas principales. En la primera línea se propone vender las tierras ya expropiadas, lo que quiere decir que estamos ante el segundo paso de la desamortización. Ya se ha producido la nacionalización de bienes (solo de la iglesia) y la desvinculación. Dejemos claro que estamos ante solo la venta.
En segundo lugar, el autor ofrece a la regente como argumentos las razones de proceder a la venta.
El primero es financiero. El dinero obtenido de las ventas servirá para pagar la deuda nacional (en igual cuantía a lo vendido). Ello establece la prioridad del gobierno. Reducir deuda (explicaremos que es), devolver la confianza a los poseedores de títulos y poder asumir mas créditos, necesarios para afrontar la guerra.
En segundo es económico. Razona Mendizabal que es necesario poner en circulación ese capital, esa riqueza muerta, convertirla en dinero que se pueda invertir en otros sectores y facilitar la entrada en el campo de inversores. Y ello por que falta liquidez en el mercado, y dinero para invertir en industria y comercio, que saldrá de convertir el líquido el patrimonio rustico.

El último es político. La operación pondrá a la burguesía de parte de la causa isabelina, y al campesinado (receptor de las tierras en las subastas) agradecido al régimen que les ha convertido en propietarios, argumento que es el más sugerido en la segunda parte del texto. Esta idea (vincular al excelso trono de Isabel II) es una defensa exaltada de las bondades del liberalismo y de la necesidad de comprometer (mediante esta medida desamortizadora) a la población con el régimen defendido en esta guerra.

No hay comentarios:

Comparte en las Redes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...